martes, 1 de abril de 2008

MATANDO EMOCIONES



El cuerpo reacciona a los estímulos emocionales dándonos avisos: nos duele la cabeza, sufrimos contracturas, el estomago se ulcera, los músculos se contracturan y generalmente no nos detenemos a analizar nuestra reacción emocional, recurrimos a fisioterapeutas o a diferentes pastillas para curarnos, es como si nos trataramos la fiebre pero nunca la enfermedad que la produce. No nos damos cuenta de que estamos acallando al mensajero pero no la causa. Os propongo un ejercicio antiguo como el hombre y de resultados probados. Cinco minutos, preferentemente por la mañana, sentados en una silla, solos en silencio. Duchemos el alma después de duchar el cuerpo. Tal vez este ejercicio lo agradezca nuestro pobre mensajero: el cuerpo

5 comentarios:

Noe dijo...

creo firmemente en la limpieza interior, poco observamos lo único que solo nosotros podemos oír, vivamos nuestro micro mundo pues este es muy complicado, definitorio y sugerente si escuchamos lo que el alma dice. Muchos besos

Pedro dijo...

La meditación es la mejor y más completa medicina... y muy barata y asequible a todo el mundo.
Lo sé por experiencia propia, y lo recomiendo.
Besos.

Maria dijo...

La buena noticia: Acaba de publicarse un estudio en el que se ha podido demostrar que las personas con cierto tipo de tensión arterial alta consiguen que baje sin tomar medicamentos, solo a través de la meditación y la relajación. La investigación continúa. Y es que es mucho más rápido y fácil para la vida de alta velocidad que llevamos tomar un paliativo que detenerse a descansar pero como esto sale tan carísimo para la sanidad estatal vamos a tener que dar marcha atrás y vivir más sanamente en todos los sentidos.

Ana dijo...

Mi cuerpo tiene que soportar todas las emociones,menos mal que ni todas son malas!

La relajación no funciona comigo....

Marian dijo...

Buen consejo, intentaré seguirlo, con las prisas pocas veces paramos a escuchar lo que nos dice nuestro interior.