jueves, 17 de abril de 2008

DECIR NO




Admiro a las personas que saben decir no, esas que dicen no con una sonrisa, sin palabras hirientes, todo un arte. La cobardía, la falta de lealtad, el cuidado de una imagen falsa(los demás nos conocen mejor de lo que suponemos), el afán de quedar bien, nos hacen decir si y el proceso comienza: nos llenamos rabia, de infelicidad, y cuando volvemos convencidos de que, esta vez, si vamos a tener valor de decir no, explotamos ante el otro de mala manera, salpicándole de emociones reprimidas de las que manchan de verdad. Creo que no hay personas que siempre son de si o siempre son de no, generalmente somos ambas por lo cual si nos detenemos a pensar un poco podremos entender mejor al otro y a nosotros mismos, seamos artistas en nuestra vida y con nuestras relaciones. Ese es mi propósito al menos.
En Consumer hay un pequeño artículo interesante sobre este tema.

4 comentarios:

Ana dijo...

La mayoria de las veces decimos "si",para no herir los sentimientos de la otra persona.


Besos

Manuela dijo...

Hola, hacía tiempo que no pasaba por aquí, espero que estes bien.
Yo con el tiempo he aprendido a decir No, a poner límites, aunque reconozco que tengo todavia que aprender bastante, sobre todo a decir no sin acritud ni rabia.
Saluditos

Maria dijo...

Quienes saben decir NO se merecen ser admirados porque para muchos no es tarea fácil, incluso para quienes lo dicen con frecuencia, como dice manuela, si lleva rabia o acritud se desvanece el encanto.

TV Digital dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.