sábado, 29 de marzo de 2008

UNA HORA MENOS


El próximo sábado nos quitan una hora, dicen que para aprovechar la luz solar y debe ser así. Esta noticia me hace recapacitar sobre el valor de una hora.
Hay momentos en los que pretendo ahorrar tiempo, otros invertir mi tiempo, pongo precio a mi tiempo y a veces dejo pasar el tiempo, hago balance a menudo también de mi tiempo pasado. Pero mi intención es vivir el tiempo conscientemente. No sorprenderme al final de la vida sin saber como llegué hasta allí.

6 comentarios:

los retales de Luisa dijo...

Odio siempre la hora de este cambio aúnque por otro lado sean más largas .Un saludo .

Marian dijo...

Muy buena reflexión, el tiempo siempre marca nuestros pasos, yo lo que ansío es que cuando lo estoy pasando bien se detenga lo más posible, si tiene que pasar deprisa que sea cuando lo paso mal.

Respecto al cambio de hora, a mi me sienta fatal sobre todo el cambio de ahora, que nos roba una hora de sueño, a mi me cuesta una barbaridad madrugar.
Besitos Mreina.

Druid dijo...

Y yo lo sabia... lo de la hora.... y me habia olvidado de ello completamente hasta leerte.
De todos modos, con nosotros, los que vivimos en este apendice del oeste de españa, que es galicia (eso que cae por encima de portugal, los portugueses, eses tipos raros que tienen el horario de canarias) el descontrol es mayor, por lo que te cuento entre parentesis: por situación geografica deberiamos tener el mismo horario que canarias y portugal... así siempre andamos a remolque del sol.

celebrador dijo...

El momento de la agonía es tremendam,ente solemne (lo he presenciado), por favor, una aliento más, aunque solo sea uno más

No es el tiempo, sino el mismísimo aliento uno a uno, lo que cobra su verdadero valor

Ana dijo...

Pues yo me alegro del cambio de hora,además me recuerda que falta menos para el verano.

Besos

Lina dijo...

Las tardes son más largas... me encanta salir a las 20.00 de la oficina y ver que es completamente de día aún...