viernes, 21 de marzo de 2008

RABIETAS Y FRUSTRACION


Dicen los psicólogos que cuando se buscan recompensas inmediatas, rápidas, en la vida y estas no se dan, desarrollamos conductas agresivas con nosotros mismos y con los demás. Si simplemente elegimos reprimir la frustración nos provocamos tristezas, depresión, desmotivación. Hay un ejercicio, que practico hace años y que puede servir para elevar ese nivel de tolerancia a la frustración. Es "el acto contrario". Ante la manifestación de un deseo impulsivo, prueba a postergar la decisión que cubre ese deseo o a no satisfacerlo. Un ejemplo puede ser una compra, antes de hacerla analiza que te lleva a realizarla. No se trata de reprimir sino de elegir en libertad. El ejercicio en mayores es interesante pero aplicado a niños lo es mas: "hoy no toca helado, esperate un poquito para jugar, el juego que quieres lo compramos en 4 dias" desde pequeños aprenderán que no siempre en la vida se obtiene todo lo que uno quiere e inmediatamente y contribuiríamos a la formación de seres humanos mas felices y plenos.

7 comentarios:

Maria dijo...

Este post tuyo me ha recordado una anécdota de la infancia de mis hijos. Estábamos muy influenciados por un experimento que había hecho mucho ruido y que consistía en lo mismo que tu describes y yo siempre les decía: "De acuerdo pero tendrás que esperar a mañana". Una buena mañana viene el pequeño y me reclama mi promesa del día anterior diciendo: "mamá hoy ya es mañana". Todavía nos estamos riendo.

HUGO dijo...

Hola te felicito por el trabajo y que tengas mucha suerte an lo venidero.

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Hola! Gracias por visitar el blog de Tomàs!! Te visitaremos seguido porque me encanta el blog. Respecto a este post, te digo que me enseña a mi mucho èsto porque con mis hijos no soy asì. Quiero bajarles la luna!!. No se los hago notar para que no crean que todo lo que quiero tengo, pero me duele que sufran. Voy a practicar para ser mejor!

Dani y Fabi dijo...

Cuánta razón!!!!
Algunas cosas y/o actitudes ya son innatas, pero otras debemos "educarlas", transmitirlas y practicarlas.
Buen consejo el del post!
Gracias por tus visitas y comentarios en el blog de Valen.
Besos desde Argentina!
Fabi

los retales de Luisa dijo...

Es verdad lo qué cuentas ,me gusta todo lo relocionado con la psicologia y tu planteamiento es muy acertado .Felicitaciones ,una entrada muy buena .Un saludo .

Akinol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Naturalmente dijo...

Las rabietas relativas a la edad son un hecho de vida para los padres, pero las buenas noticias son que hay remedios naturales para apoyar el sistema nervioso de una manera que pueda hacer que su niño co-exista armonioso con las rutinas más fácilmente. Estos remedios son especialmente eficaces en niños a partir de los 3 - 10 años de edad. Conjuntamente con una forma de vida y una dieta sana, los remedios naturales ayudan a mantener un humor equilibrado, tranquilo y una actitud razonable, proporcionando una plataforma para apoyar la paz y estabilidad emocionales.