lunes, 10 de diciembre de 2007

JULIAN BEEVER TODO ES RELATIVO


Julian Beever es un artista que pinta sobre pavimento, son obras de arte auténticas en 3D y realizadas con tiza.

El juega en la calle con perspectivas y colores y nos hace creer lo que en realidad no existe, es todo un maestro del ilusionismo óptico. Nos hace ver que todo es relativo, que las cosas, a veces, no son lo que aparentan y si todo esto lo llevamos a nuestra vida cotidiana, lo podemos concretar trabajando en nosotros la reflexión. No nos dejemos llevar por lo primero que nos parece, por el impulso, tratemos de ir mas allá a la hora de actuar, sentir y hablar. Seguro que tendremos menos cosas de qué arrepentirnos.

8 comentarios:

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Y tanto que hay que pensarse la cosa dos veces... sobre todo con tentaciones como las de esa piscina; menuda "panzada" que podrías llevarte, ¿verdad?
En esta ocasión, se invierte la consigna del 68: "debajo del agua... están los adoquines".

Noe dijo...

Nunca habia oido lo de la consigna del 68.

je je pero me ha gustado mucho, si lo extrapolamos a la vida que de adoquines me encuentro debajo del agua, por lo general en el día a día.

Si si me ha gustado mucho

you talkin´ to me? dijo...

Vengo a tu blog a pedir suerte.Tú ignoras por qué, yo sé mis razones.
Gracias.
Así, en 2 dimensiones uno se cree que puede pisar también al pintor Julián Beever.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Noe, la consigna del 68 era "debajo de los adoquines está la playa".

unjubilado dijo...

Esta imagen junto con otras las recibí en un PowerPoint que se me perdió. En el enlace que nos dejas están todas sus efímeras obras y la ilusión de las tres dimensiones es totalmente real.
Muy buen post.
Saludos

Noe dijo...

Gracias Javier Menéndez, o Javier pero como no lo se lo pongo así, soy un gran desconocedor de muchas cosas y por eso me apasiono con casi todo, en este caso gracias por solucionar mi duda y perdón por no saber.

Maria dijo...

Cada una de las imágenes de estas pinturas callejeras es una autentica obra de arte del trampantojo (es una pena que no sobreviviera su verdadero nombre engañalojo). Me encantan.

you talkin´ to me? dijo...

Gracias, Ítaka.