domingo, 2 de diciembre de 2007

DISELO A LAS ESTRELLAS

Nos quejamos en esta época porque hemos de hacer regalos, decimos que son una perdida de tiempo, algo consumista, pero te ofrezco otro punto de vista:
Cuando regalamos ponemos mucho en juego:
La empatía, pensando en el otro, en sus gustos y necesidades
La generosidad, empleo mis recursos en la otra persona, tiempo, dinero, energía.
La dedicación al otro, puedo hasta modificar una conducta, si regalo un libro a un niño quizás deje de ver tanta televisión.

Los regalos dicen mucho de la relación entre personas, están transmitiendo "eres importante para mí, agradezco que estés presente en mi vida y quiero que nuestra relación crezca", trascendemos lo meramente comercial para pasar al campo de los sentimientos y emociones.
Un presente es estar presente en la vida del otro.

Despojemos al regalo de su connotación puramente económica y demosle una dimensión que nos ayude a mejorar y enriquecer nuestras relaciones.

EN DISELO A LAS ESTRELLAS puedes hacer un regalo original, un mensaje que puedes mandar al universo, ellos lo transmiten gratis.














6 comentarios:

Iván dijo...

Tienes toda la razón. La Navidad es una época consumista. Pero, ¿a quién no le gusta que le hagan un regalo? A mí me encanta. Hacerlos todavía más.

mreina dijo...

Hacer regalos es lo más mágico que hay.Gracias por tu comentario

Noe dijo...

yo creo que todo es maravilloso cuando te quieren regalar algo por que entre otras cosas, debes pensar en la otra persona y sus gustos, eso es muy básico para mi.

Carmen (LaCondiciónHumana) dijo...

El regalo es indispensable cuando se hace de acuerdo a nuestros verdaderos deseos, quiere decir que sientes algo por la persona a la que se lo das, no regalar nada significa que la otra persona no significa nada para ti... y eso es bastante decepcionante... pero, a veces, la gente se vale de este recurso para hacer chantaje emocional y de ahí los miles de regalos consumistas que se reciben y hay que hacer para quedar bien... debería estar prohibido jugar con los sentimientos.

:)

Maria dijo...

Estoy de acuerdo con todos los comentarios pero el de Carmen me parece muy certero. Hacer regalos con fechas fijas y a diestro y siniestro es una estrategia comercial más que un cuestión de sentimientos. ¡Con lo bonito que es aparecer con algo inesperado y ver la carita de quien lo recibe...!

Anónimo dijo...

Lo de las estrellas es buenissimo, gracias.