jueves, 12 de junio de 2008

LA CAJA DEL TIEMPO


Hace tiempo que vengo guardando en una caja recuerdos familiares: libros de familia de abuelos, partidas de nacimiento de tíos, fotos de boda antiguas, los primeros zapatitos de mi sobrina, un vestidito de mi hija y estoy escribiendo una pequeña biografía de cada uno de los abuelos y bisabuelos, hasta donde la memoria y los testimonios de familiares alcanza. Me pareció que como tenemos una corta memoria, cuando mi hija tenga su familia, de mis bisabuelos por ejemplo, nada se recordará. Yo lo llamo la caja del tiempo y cuando se la enseño a mi hija se entusiasma, ella se ha ofrecido voluntaria para continuarla.
Una manera de conocerse a sí mismo es saber de donde procedemos, esta es la idea que os ofrezco hoy. Nunca es tarde para empezar una caja del tiempo.

20 comentarios:

almena dijo...

Es una gran idea.
Es cierto... se van perdiendo los recuerdos de nuestros orígenes...

Un abrazo!

Chencho Navarro dijo...

Hola. Primero darte las gracias por el comentario que hiciste en mi blog. He estado ojeando el tuyo y me he dado cuenta que no basta con ojearlo, lo visitaré a menudo.
Saludos.

Ana dijo...

Yo tengo pensado en escanear las fotos más importantes y hacer un árbol genealógico.
Tu idea también es muy buena.

Besitos

el escríba dijo...

Desde los albores del crepúsculo de los tiempos,el ser humano,tuvo la necesidad comunicativa de enterrar artilugios con señas de identidad de la época y sus hazañas y acontecimientos,cultura y creencias. Es fascinante que un pariente te salga con cartas ,documentos o fotografías de algún antepasado. Un saludo Ama!

Merche Pallarés dijo...

Gracias por tu visita a mi blog, yo tambien me quedaré un ratito a leerte. Me ha gustado mucho éste que has escrito sobre la caja de los recuerdos. Besotes, M.

Antònia P. dijo...

Hola, he llegado hasta aquí a través del blog de Merche.
La caja del tiempo...bonita idea y bonito título.
Sin embargo a mi me da mucha pena y cierta rabia constatar que las cosas duran más que las personas. También la tengo aunque no suelo abrirla casi nuca.
Saludos.
Amenazo con volver!!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Devuelvo tu amable visita La Acequia, en la que espero verte en próximas ocasiones.
Y es una gran idea: una caja en la que se guarden cosas cotidianas que tienen parte del alma de quien las usó. Una hermosa idea.

Fernando Manero dijo...

Nunca lamentarás haberlo hecho. Cada cosa que se guarda, cada recuerdo que se conserva es un pilar que preserva la memoria frente al paso del tiempo. Cuando al cabo de los años, vuelvas a ver lo que has hecho sentirás una enorme satisfacción interior. A mí me ha pasado. Un saludo

mreina dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios a todos y bienvenidos a los nuevos, vuestros blogs son todo un descubrimiento para mi.

Pedro dijo...

Una iniciativa genial. Además me parece más emotivo y personal así que hacerlo en formato digital. Tus descendientes te lo agradecerán.
Un beso.

Vilo dijo...

Buena idea. Si estamos en este estadío de la Vida, es porque tuvimos padres, abuelos, y muchas generaciones anteriores. Y un recuerdo en algún sitio -papel, imágenes, algún objeto-, para nuestros hijos, es una huella del testigo que recojen.

Me gusta!

Marian dijo...

Hola mirreina, yo guardo también una caja con todos los recuerdos de la familia, es bonito como tu dices saber de nuestros orígenes.
En el reverso de las fotografías pongo el nombre de todos con apellidos y parentescos (cuñadas, cuñados) para que sepan cuales han sido las ramas que la familia ha ido añadiendo.
Un beso.

Maria dijo...

Me daría tanta penita que mi familia no tuviera algo parecido a la caja del tiempo. Me planteé dejar tambien algo escrito pero al paso que voy no sé si algún día llegaré a hacerlo. No sé, yo creo que la identidad de uno depende en parte de toda esa información recogida generación tras generación.

Marcelo Escobal dijo...

Está bueno juntar recuerdos, hace falta espacio y tiempo. Todavía tengo una caja de zapatos con cartas de mi adolescencia. Por algún motivo, después de más de 10 mudanzas, no la tiro.

Marian dijo...

Hola, veo que no has actualizado, espero qeu estés bien.
Un beso mrreina.

Kpax dijo...

Olvidar o renegar de nuestros origenes creo que es un sintoma de poca madured y poco sentido comun
saludos

Fabi dijo...

Yo tengo una cajita de recuerdos de mis abuelos, de mis padres y de mis hijos... quizás sea hora que empiece a narrar sus historias.
Gracias por la idea!
Comenzaste tu viaje?
Besos!
Fabi

Patricia dijo...

que bonito...empezare con mi propia cajita.
Saludos

pujaita dijo...

Bonita entrada e interesante blog.

Saludos.

Bolero dijo...

Pues por lo visto debo estar mas borde de lo habitual
Creo q nuestros origenes no son como para guardarlos, si no más bien como para esconderlos

Es q he leido el enlace tuyo con el periodista y me he puesto muy muy cabreada
y ahora me estoy descargando, siento q sea en tu blog

muakkkkkkkkkkkkkkkkkk con perdones