miércoles, 25 de febrero de 2009

CORAZON DE RATON

Había un ratón que estaba siempre angustiado, porque tenía miedo al gato. Un mago se compadeció de él y lo convirtió...en un gato.Pero entonces empezó a sentir miedo del perro. De modo que el mago lo convirtió en perro. Luego empezó a sentir miedo de la pantera, y el mago lo convirtió en pantera. Con lo cual empezó a temer al cazador.Llegado a este punto, el mago se dio por vencido y volvió a convertirlo en ratón, diciéndole: "Nada de lo que haga por ti va a servirte de ayuda, porque siempre tendrás el corazón de un ratón"
Anthony de Mello - La oración de la rana

Conocer el origen de nuestros miedos nos dará la clave para superarlos y el poder para desarrollar un corazón de león.

13 comentarios:

Narcís dijo...

Uyyyyyyyyyyy!! Anthony de Mello. Me ha gustado mucho que hayas usado uno de sus escritos para hacer esta reflexión. Anthony siempre nos hace reflexionar, sus escritos están llenos de sabiduría. Hay otro libro que se llama Uns moments per a l’absurd creo que en castellano seria unos momentos para lo absurdo, que es del mismo estilo que la oración de la rana, parece ser que fue escrito antes, pero no se publico hasta después de su muerte. De todos los libros que he leído de Anthony estos dos son los que más me han gustado. Todavía cuando abro alguno de ellos me quedo absorto reflexionando algunas de sus citas, que no son pocas.
Voy ha traducir una. (las tengo en catalán).

El maestro afirmaba que el mundo que ve la mayoría de las personas no es el mundo de la realidad, sino un mundo creado en su mente.

Cuando un sabio se lo discutió, el maestro colocó dos bastoncitos en el suelo en forma de ‹‹T›› y le pregunto: ‹‹ ¿Qué ves aquí? ››

‹‹La letra T››, dijo el sabio.

‹‹Lo que me pensaba›› dijo el maestro;
‹‹Esto es un símbolo que tienes en la cabeza. Lo que hay aquí son dos bastoncitos en forma de bastón.››

Continuemos trabajando

Un abrazo

Paquita Santana dijo...

Me ha encantado el tema del miedo ¡Qué razón tienes!

Fernando Manero dijo...

Es impresionante que un relato tan corto encierre un contenido y una reflexión tan acertados. Luchar contra el miedo no requiere aumentar de tamaño ni crecer en capacidad agresiva, sino asumir lo que uno es y actuar con inteligencia, con habilidad y uniéndonos a aquellos que nos pueden permtir afrontar el riesgo. ¿Hasta dónde podemos llegar para que nos defendamos contra el miedo?. Hasta donde nuestra conciencia del riesgo y nuetra habiliadd para afrontarlo nos lo permita. Un abrazo

Mimí dijo...

Me ha encantado tu post. estoy en estado de shock emocional, sinceramente... Lindo, buenísimo. Especialmnte ahora que comienzo a trabajar (soy profesora y comienza el año escolar)
Te felicito y agradezco!!
Mimí

*Te agregué!!

Mimí dijo...

Te digo más: lo publiqué en mi muro de Facebook y puse tu misma moraleja, excelente pensamiento...
Si te molesta, por favor, no dudes en hacérmelo saber y lo eliminamos.
Un beso
Mimí

Paco Bailac dijo...

Te dejo un saludo y un reconocimiento por tus textos.


pacobailacoach.blogspot.com

Anuskirrum dijo...

Precioso texto, para pensar, y para reflexionar en torno a lo que esperamos de nosotros reconociendo nuestra esencia.
Si creemos en el poder de la naturaleza que nos ha dado el ser, podemos escalar montañas. Las apariencias no dejan de ser imágenes superfluas de deseos íntimos, pero no sirven para buscar el crecimiento, porque solo son quimeras.

Gracias por esta bonita idea para reflexiona.
Un saludo

antonio dijo...

Gracias por pasrte por mi blog
me gusta el tuyo con tu permiso regreso.

Silvia dijo...

hola!excelente cuento...muy buen texto .gracias por compartir..nos seguimos vistando.
besos.
silvia cloud

Noe dijo...

Me a gustado por el hecho de la etiqueta trabajando con una misma o viceversa, se que encierra mucha verdad, aunque a veces mas que reflexionar necesitamos quien nos enseñe como hacerlo, besos enormes.

Anónimo dijo...

Si en tí albergas el deseo de ayudar a otros aqui te pongo como se hace,SALVAR UNA VIDA NO ES POCA COSA ,PIENSALO!!!!!!!!!!!!!!!


¿QUÉ ES SER DONANTE DE MÉDULA ÓSEA?
Ser donante voluntario de Médula Ósea es aceptar firmemente el compromiso moral de donar la médula ósea a un enfermo de cualquier parte del mundo que, sin disponer de familiares compatibles, requiera un trasplante. El único requisito inicial es cumplimentar un formulario y someterse a una pequeña extracción de sangre, como para un análisis de rutina, con el fin de determinar el grupo de histocompatibilidad (HLA).
¿QUIÉN PUEDE SER DONANTE?
Puede incluirse en la Red Mundial de donantes de Médula Ósea a través de REDMO, toda aquella persona con edad comprendida entre los 18 y 55 años y que disfrute de buena salud. El criterio de buena salud consiste en no sufrir enfermedad cardiovascular, renal, pulmonar, de hígado u otras afecciones crónicas que requieran tratamiento continuo, y no tener antecedentes de análisis positivos en cuanto a infecciones de los virus de la hepatitis B, C y síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
¿EN QUÉ CONSISTE DONAR MÉDULA ÓSEA?
Donar Médula Ósea consiste en proporcionar al enfermo células madre de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas de la sangre procedente de un donante sano. Ello se lleva a cabo extrayendo del hueso de la cadera una jeringa, una pequeña cantidad de medula, suficiente para conseguir un injerto. Este acto se realiza bajo anestesia general o epidural, y siempre en un hospital especializado, emplazado en la misma localidad o en la más cercana posible a la de residencia del donante,
En la actualidad, existen estudios muy avanzados cuyos resultados harán posible que en el futuro se generalice la extracción de células madre desde la sangre mediante un proceso alternativo que dura unas dos horas, no requiere anestesia y no tiene más molestias que las de una donación de aféresis para transfusión.
¿QUÉ PROBABILIDAD HAY DE SER ELEGIDO PARA DONAR MÉDULA ÓSEA?
Un donante voluntario de médula ósea puede ser requerido en distintas ocasiones para someterse a nuevas extracciones de sangre que permitirán confirmar y ampliar su tipaje. Ello puede ocurrir inmediatamente tras su inscripción en el Registro, al cabo de cierto tiempo o incluso nunca, si no existiese ningún enfermo potencialmente compatible.
¿TIENE RIESGO DONAR MÉDULA ÓSEA?
No existe otro riesgo que el de la anestesia general o epidural el cual es muy bajo; en personas sanas la probabilidad de complicacciones es de 1 por 50.000 casos.
Por efecto de la extracción sólo puede aparecer un leve dolor residual en la cadera que desaparece a los pocos días de la donación.
¿EXISTE ABSOLUTA LIBERTAD PARA RETIRARSE DEL REGISTRO?
REDMO es consciente de que las circunstancias personales o físicas de una persona pueden variar a lo largo del tiempo y, por consiguiente, un donante es libre de darse de baja del Registro si así los desea y en cualquier momento, Sin embargo, se recuerda que el ser donante de médula ósea implica un compromiso moral que debe ser cuidadosamente meditado antes e inscribirse en el Registro, y se espera que el donante no cambie de idea si de ello depende la vida de un semejante.
¿LA DONACIÓN DE MÉDULA ÓSEA ESTÁ RETRIBUÍDA?
El donante no recibe compensación económica alguna por el acto de la donación de médula ósea. Los posibles gastos derivados del proceso de donación de su médula le serán costeados en su totalidad.
La compensación que recibe es la satisfacción de haber salvado una vida, o por lo menos de haberlo intentado.

Si te animas puede que salves una vida! si una vida!!!!!!!!!!!!!!
y si lo tienes que pensar mucho pues piensalo y mientras ayudame a difundir este tema,sé que no conseguiré abarrotar el registro de donantes,pero si tu y yo conseguimos que uno de nosotros lo haga una persona en este mundo que con desesperación está esperando que la bondad y solidaridad de otro le salve la vida,tendrá una respuesta

Anna dijo...

Tienes mucha razon, el que es de tener miedo, siempre encontrará un motivo para tenerlo. Hay que buscar la raiz, para erradicar de nosotros nuestros miedos. Saludos.

josep estruel dijo...

Hola¡
Muy buena tu reflexión.Totalmente acertada. Yo como dice Narcís también lei "Uns moments per a l’absurd", y el 27 de febrero publiqué otra reflexión que saqué de una película muy antigua: Alguien volo sobre el nido del cuco.
Me gustaría que si tienes un momento le des un vistazo. Creo que te gustará.
Una abraçada/Un abrazo.