domingo, 6 de julio de 2008

VIVIR ESPERANDO


Vivimos esperando: esperando encontrar un trabajo, pareja, hijos, amigos, una situación mejor, una salud mejor...esperando que las circunstancias cambien, esperamos para ser mas felices y me pregunto ¿mientras tanto? vivo en una felicidad transitoria, casi prestada. Creo que la felicidad plena son los pequeños momentos diarios, esperar a los grandes acontecimientos para ser plenamente feliz hace que la vida me pase por delante sin sentido de participación. Mi propósito es disfrutar cada día de lo que la vida me pone delante, no quiero vivir en una sala de espera permanente, quiero salir y disfrutar con todos y de todo.

10 comentarios:

Narcís dijo...

Hace un año cayo en mis manos un libro titulado Practicando el poder del ahora de Eckhart Tolle, es una cuidadosa selección de extractos de El poder del ahora.
Un comentario de la contraportada: Todo lo que realmente necesitas hacer es aceptar este momento. Entonces podrás sentirte cómodo en el aquí y ahora, y a gusto contigo mismo.

Vale la pena reflexionar
Un saludo

Fernando Manero dijo...

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Y hay un verso de Benedetti que lo resume bien "El valor todo lo puede/ hay que tener confianza/ mas lo que el valor no puede/lo ha de poder la esperanza". Esperar algo es siempre una actitud positiva ante la vida, pensar que algo bueno nos puede ocurrir, tener la sensación de que nada es definitivo, que conviene esperar a que lo que deseamos realmente suceda

Noe dijo...

yo lo resumiria con una de dickinson:

El hecho de que jamas retornara es lo que hace tan dulce la vida.

Guillermo dijo...

Antes de nada mis respetos y mis felicitaciones a tu blog, he leido poco pero por ahora, me gusta :P

Gran reflexión, gran verdad, muchos de nosotros esperamos demasiado para ser felices, eso es pensamiento futurista, osea irreal, por lo tanto la felicidad nunca llega.

En vez de hacer algo esperando el resultado, hay que intentar disfrutar del acto, de su transcurso. La recompensa viene a cada segundo saboreado de la tarea realizada, de la experiencia vivida, de la evolución obtenida.

Un saludo y suerte

Pedro dijo...

Si también esperamos el momento oportuno para ser felices, nunca lo seremos. Se puede ser feliz en una sala de espera (aunque es una putada).
Un beso.

Marian dijo...

¿Y porqué creemos que esperamos para ser felices? ¿A caso no lo somos mientras van acontenciendo diversos momentos en nuestras vidas? Si además de tener propósitos para el futuro disfrutamos del presente ¿no es ya en si un modo de ser feliz?
Creo que el secreto está en apreciar las cosas que tenemos, y no desear aquello que no podremos alcanzar.

troyana dijo...

puede que el secreto resida en vivir el presente aceptándolo completamente y al tiempo mantener viva la esperanza de que lo que deseamos no sólo es posible,sino que puede ser real.
Un saludo

Jess ʚïɞ dijo...

Creo que hay que ser feliz a cada momento y disfrutar de todas las cosas que nos dá la vida. Al mismo tiempo, parte de mi felicidad radica en estar siempre buscando cosas que me hagan aún más feliz. Me gustó mucho tu blog, te invito a pasar al mío!

Bacdiras dijo...

¡Cuánta verdad hay en lo que dices y cuántas veces tenemos que recorárnoslo todavía!

Un saludo, te agrego en la lista de mis blogs.

Isabel dijo...

Vivir el dia a dia, sin hacer planes, procurando ser feliz, marcándote objetivos por los que luchar, y sin dejar cadaveres por el camino. Lo demás viene solo, las penas, las alegrias, el amor, la vida en una palabra. Un beso