sábado, 23 de febrero de 2008

ENERGIA POSITIVA


Judith Orloff es una psiquiatra americana, autora del libro ENERGIA POSITIVA; dentro de este libro hay un curioso apartado dedicado a los llamados "vampiros de energía", seres que se acercan a nosotros y tras un rato de charla nos hacen sentir cansados, sin fuerzas. No palidecemos físicamente pero si psiquicamente. Es una sensación experimentada por todos en algún momento.

Estos vampiros de energía son personas que desaparecen una vez conseguido su objetivo, cargar sus pilas. No confundamos los términos, este tipo de relaciones son muy adictivas; es estimulante pensar: "le puedo ayudar", " le puedo cambiar". No quieren ayuda ni cambio porque no están dispuestos a esforzarse por conseguir lo que pueden tener gratis.

Desarrollemos nuestra intuición, una especie de antena que hay que saber desplegar, para identificar las fuentes de energía positiva y negativa como hacíamos cuando éramos niños.
Seamos artistas con nuestras vidas y relaciones. Como en la fotografia, de un montón de basura también se puede obtener una imagen bonita

11 comentarios:

unjubilado dijo...

«La psiquiatría de la energía mezcla la medicina tradicional con una explicación de cómo podemos potenciar nuestra fuerza vital en la vida cotidiana», explica la doctora Orloff.
No conocía el libro, pero ya no puedo decir lo mismo y no porque lo haya leido, pero he encontrado muchas referencias en internet.
La composición fotográfica es realmente bonita y da que pensar.
Un saludo

Maria dijo...

No conozco nada más destructivo que sentir que uno está atrapado en las garras de una persona tóxica. Te sientes mal si abandonas, porque estas personas sufren sus propias carencias. Y te sientes peor si te quedas porque succionan lo mejor de tí mismo. Hay que tomárselo como un caso de contagio y tomar medidas profilácticas aunque sea duro. Estupendo post que hará reflexionar a muchos. Yo creo que voy a comprarme el libro (aunque no le sirve de mucho a los vampiros al menos podré darles en la cabeza con el). Un abrazo, voy a seguir leyendo porque estuve ausente y tengo que ponerme al día con todo lo bueno que publicas.

Marcelo Escobal dijo...

Si bien los psiquiatras solemos ser los más "raritos" de entre los médicos, me cuesta mucho, por formación, adherir a las teorías que hablan de "energías". Lo que no quita lo válido de la afirmación de la existencia de esa clase de personas ("vampiros"). Por otro lado creo que en toda situación vincular, se requiere de al menos 2 psiquis interactuando. Lo que quiero decir es que el "vampirizado", probablemente tenga "venas a flor de cuello", es decir determinada vulnerabilidad. Creo que muchos vínculos despiertan cosas en nosotros que no siempre estamos preparados para manejar (de ahí el "cansancio"). Si lo vemos solo como un problema de "vampiros", estamos colocando el problema en el otros siempre, olvidándonos de nuestros propios puntos débiles.
La foto: potente metáfora.
Abrazos.
ME

Roberto dijo...

Marcelo, muy interesante reflexión para alguien que no sintoniza con el intercambio de energias.
Siguiendo con tu planteamiento tambien podemos decir que hay seres humanos dispuestos y permeables a la interacción y otros que se mantienen impermeables pero que su intención es "conquistar mentes" para su propio provecho, y no siempre estas personas lo hacen de una manera agresiva, a veces lo hacen dando lástima. En el fondo no todos nos manejamos con las mismas intenciones. Esta es otra forma de ver lo de los "vampiros"

Marian dijo...

Ufff, acabo de caer en cuenta que soy atacada por dos de esos vampiros.
Hay dos personas en mi entorno que cuando me cogen por banda no hay manera de desprenderse de ellas, yo no quiero dejar de escucharlas porque me parece que se encuentran muy solas, pero al final me encuentro atrapada y no encuentro un método para escapar de la situación sin dañar.

Manuela dijo...

Paso por aquí y te dejo un saludo rapido. Decirte que me ha gustado mucho la entrada y me hace reflexionar. Estas cosas nos ocurren con frecuencia y es bueno saber detectarlas y analizar también el por qué en un momento dado tendemos a dejarnos vanpirizar.
Saludos

mreina dijo...

Gracias a todos por vuestros diferentes puntos de vista, todos enriquecedores, me hicieron "remover" mucho mi opinión.

los retales de Luisa dijo...

Gracias por pasarte por mi blog ,eres muy bienvenida a el .

Pedro dijo...

Tu blog es buenísimo. Me alegro que me visitaras, así he podido conocerte.
Volveré por aquí.
Besos.

Anónimo dijo...

HOLA!
PIENSO QUE NADIE ES ATRAPADO POR NADIE(LOS VAMPIROS, NO TODOS, SON CONSCIENTES DE SU PRACTICA)EXTREN ENERGIA DE QUIEN ESTA DISPUESTO A ENTRAR EN SU ROLL,(MENOS E LA 1ª Y 2ªOCASION), PARA ASI PODER IR ESTOS DE VICTIMAS O DE GUAY.
ESTUPEND FOTOGRAFIA."NO TODO LO QUE VEMOS ES LO QUE REALMENTE ES"
MUY BUENA ENTRDA, DIGNA DE TU PERSONA Y BLOG

Twat Boy dijo...

Siempre he pensado que si se cruza en tu vida alguien así, dañino, te puede hacer mucho daño. Creo que he desarrollado ese instinto del que hablas, porque afortunadamente nunca me ha pasado, o le he esquivado.
Un saludo a todos.